miércoles, 14 de marzo de 2012

La Caldera de Taburiente

Esta excursión la realizamos ya hace tiempo, en un viaje anterior, pero ya que últimamente no escribo nada de La Palma y no hemos hecho nada nuevo aprovecho para contaros cosas sobre esta hermosa isla.

Antes vamos a situarnos un poco. La Caldera de Taburiente, que es parque nacional desde 1954, es uno de los mayores y más espectaculares cráteres de erosión del mundo. La cima supera los 2400 metros en el Roque de Los Muchachos, muy conocido por estar aquí situado varios observatorios astronómicos de uso internacional. Esto hace que gran parte del muro que rodea la caldera tenga paredes de hasta 1500 metros. Es un lugar de difícil acceso habiendo eso sí algunos senderos que la penetran. Lo normal es bajar hasta el barranco (donde marco con una flecha naranja el inicio y final de la ruta) y subir en coche, con la generosidad de algún alma caritativa que te pueda llevar hasta Los Brecitos. Desde este mirador parte un sendero que dando una vuelta más o menos circular te vuelve a dejar en el barranco. Se realiza en unas 8 horas.


Este es el mirador de Los Brecitos a unos 1016 metros de altitud, por aquí se desciende poco a poco un desnivel de 600m hasta llegar al río. Esto es a primera hora del día, hay que madrugar si se quiere hacer en un día (contando con que quieras parar a hacer fotos o simplemente a disfrutar del paisaje).

Como podeis observar los despeñaderos son relamente espectaculares.
Esta parte del sendero es muy cómoda el desnivel no es demasiado pronunciado, se atraviesa varios puentes de madera, y la zona ofrece una agradable sombra gracias a estos bosques de enormes pinos.
.
En esta pequeña cascada hicimos un alto en el camino para desayunar
El camino transcure entre impresionantes paredes verticales...
.
... y exhuberantes pinadas
.
Otra vista del cono de la caldera
.
Conseguimos llegar al río, lo que llaman la playa de Taburiente a 750 metros de altitud.

Y en este vídeo podreis ver mejor la zona.
Cruzando el río Taburiente comenzamos a subir pasando por la zona de acampada, aquí hay un centro de interpretación bastante curioso. El ascenso nos vuelve a brindar con hermosas panorámicas a la caldera.

Ascendemos una ladera para llegar al barranco contiguo el del Almendro Amargo.
El sendero en esta etapa es un poco vertiginoso.


Comienza el descenso atravesando la ladera por encima del barranco




Una vez en el fondo del barranco nos desviamos para ver en el barranco de Rivanceras o del Limonero un curioso río con lecho amarillo.


Esto es debido a las sales de hierro que tiene disueltas




Encontramos paredes con diques que nos hablan de la formación de la geología del lugar.


El barranco puede ser muy pronunciado en algunos lugares dificultando el paso con enormes rocas o pequeños saltos. Aquí hay que tener mucho cuidado pues si el río crece a consecuencia de las lluvias en algunos lugares no hay escapatoria posible con lo que serías arrastrado violentamente por el agua, hay que dirigirse lo más aprisa posible a algún lugar elevado.


.
Esto es un lugar realmente espectacular
.
Si observamos bien la foto aquí hay una confluencia de dos ríos el Taburiente y el Almendro Amargo, esta zona la llaman Dos Aguas y es el comienzo del Barranco de Las Angustias.
.
El resto del camino transcurre por este barranco siendo el sendero el mismo cauce. Esta última etapa es pesada por tener que andar sobre piedras, es aconsejable llevar calzado apropiado de montaña y mejor si es de goretex (ya que pisas mucha agua). Esto es el final del camino vemos el sinuoso barranco en primer plano y detrás la caldera cubierta por las nubes. Aquí está el aparcamiento de Las Angustias, al ser el sendero circular muchos dejan sus cohes aquí y suben andando hasta Los Brecitos (recordemos que es donde comienza el sendero al interior). Nosotros esperamos a que nos recogieran.
.
Pero.... como no estábamos excesivamente cansados decidimos continuar por el barranco para llegar hasta su desembocadura en el puerto de Tazacorte. Fue bastante duro, había que sortear piedras enormes, logramos bajar un par de saltos de agua, pero llegamos hasta un punto donde el acceso era inútil. Este salto de la foto era totalmente insalvable, además no pudimos rodearlo ya que estaba vallada (nosotros dentro) con lo que después de esa paliza tuvimos que dar marcha atrás y volver al punto acordado.

Fue una excursión realmente impresionante que nadie debería perderse si visita esta espectacular isla.

2 comentarios:

César dijo...

A ver cuando le exais valor y os pegais un bañito en el río de la Calderaa!!!!! jajajajaja

Hatsue dijo...

Pues verás César yo me bañé de rodillas abajo ¿eso no cuenta?