domingo, 14 de diciembre de 2008

Cambiamos de comunidad autónoma

Al fin entramos en Castilla y León, y es que parecía que nunca fuéramos a salir de Galicia!


Esta foto es muy curiosa, fijaros en la carretera que entra en la autopista, ¿no os parece que está demasiado peraltada?

Tres semanas antes cuando pasamos un fin de semana romántico en Zamora este paisaje era totalmente distinto, es curioso verlo todo nevado.

Llegamos a Puebla de Sanabria y nos deleitamos con un paisaje nevado. Si no fuera porque ibamos con una furgoneta cargada nos hubiéramos desviado al Lago de Sanabria para verlo con la nieve... seguro que estaba espectacular.
A partir de aquí, a sólo 347 km de Madrid, ya no íbamos solos por la carretera pues esta zona entra dentro de la distancia adecuada para que los madrileños puedan pasar el finde lejos de sus casas.

El paisaje ya empieza a cambiar dejando paso a la meseta castellana. España tiene un encanto especial, una de sus maravillas es precisamente esto: sus hermosos paisajes que cambian y dan paso a la pluralidad. Eso sí algo que tiene en común es el tremendo frío que hacía...
Entramos en la provincia de Valladolid
No son muchas las veces que he tenido que cruzar la España peninsular en una sola jornada pero lo que siempre me ha parecido fascinante son los diferentes paisajes, estos campos son realmente hermosos.
Campos que se pierden en el horizonte y la carretera atravesándolos sin fin.


Otra de las curiosidades en este punto del viaje son las veces que entras y sales de Avila y Segovia...
Y otra vez...


Ahora mismo ya no se en ¿qué provincia estoy? De igual modo las vistas son cautivadoras.

Miramos el horizonte y otra vez la nieve, ya no la recordaba, cruzando la meseta la verdad es que había muy buen tiempo.


Cada vez queda menos, ya hemos alcanzado casi la mitad del viaje. Cruzamos el túnel de Guadarrama.


No hay comentarios: