lunes, 26 de marzo de 2012

El románico en Zamora

Con poco más de 66 mil habitantes, Zamora es conocida como la Ciudad del Románico pues es la ciudad europea con más concentración de iglesias románicas en su casco urbano.

Iglesia de Santiago del Burgo Siglo XII



Por dentro observamos el retablo y las magníficas columnas de piedra





Palacio de Justicia

Se construyó a finales del siglo XV. Su estilo es de transición entre el gótico tardío o isabelino y el renacentista. Al palacio se le conocía como “Casa de Sanabria”.


Actualmente es la sede del Palacio del Justicia. Lo más signficiativo es su puerta descentrada con arco de medio punto y grandes dovelas. Está enmarcada en un alfiz y en la enjuta tiene 2 escudos lisos y otro cartelado que está sostenido por dos desnudos salvajes de distinto sexo.

Una vista de las calles del casco antiguo


El Ayuntamiento

Digo yo que aquí darán las campanadas en Nochevieja ...


Iglesia de San Juan Bautista o de Puerta Nueva

Siglos XII-XIII, XVI, XVIII
Su nombre popular deriva de su ubicación junto a la Puerta Nueva de las antiguas murallas, hoy bajo Plaza Mayor.

Por dentro


Iglesia de Santa María Magdalena


Siglos XII-XIII
Es un templo de una sola nave con torre a los pies y cabecero semicircular donde se encuentra la capilla mayor. En el interior destaca la ausencia de retablos lo cual refuerza el caracter original de esta iglesia. Destaca el sepulcro fechado en la fase final del románico de autor anómimo y aire orientalizante. Se trata de la tumba de una dama con escultura yacente y relieves de animales y seres mitológicos. Pero como estaba prohibido fotografiar por dentro no os lo enseño.

El convento del Corpus Christi de las Clarisas Descalzas

Fue construido a principios del siglo XVI, como casa de doña Ana de Osorio y don Juan de Carbajal, siendo doña Ana de Osorio quien en su testamento ordenó donar «las casas de su morada y toda su hacienda, para que se fundase un monasterio de primera regla de Santa Clara, que vulgarmente se llaman "Descalzas"».


Iglesia de San Claudio de Olivares

Es una de las iglesias románicas más antiguas de Zamora. Se construyó el siglo XII con planta de una sola nave rectangular.


Estos edificios se encuentran en una plazoleta muy tranquila desde donde avistamos unas curiosas cigüeñas intentando aterrizar en el campanario de esta iglesia


La luz al final del día es inigualable


La Catedral

Se construyó entre los años 1140 y 1170 dedicada a El Salvador es la obra cumbre de la arquitectura románica en España.


El templo románico, tiene planta de tres naves, en origen tres ábsides, que debían ser parecidos a los de la colegiata de Toro y que se sustituyeron en el siglo XV, por los actuales góticos y un crucero poco marcados en planta. Los transeptos se cubren con bóvedas de cañón apuntado, las naves laterales con bóvedas de arista capilazadas, y la nave central con bóveda de crucería tardorrománica o protogótica.

Sobre el crucero, apoyado internamente, se alza el cimborrio, que es un tambor perforado por 16 ventanas sobre el que se elevan las dos cúpulas, una interna semicircular, gallonada, y otra externa ligeramente apuntada.
El exterior se ameniza con cuatro cupulines que sirven para reforzar las esquinas y cuatro frontones hacia los puntos cardinales que apuntalan la bóveda.
La torre del Salvador, de 45 m de altura, se construyó a lo largo del siglo XIII aunque el estilo es románico. En tiempos debió de estar almenada. Sirvió hasta el terremoto de Lisboa como cárcel del Cabildo.


La Iglesia de San Isidoro
Se construyó más o menos en el1178


Ubicada frente a la catedral


Casa del Cid o de Arias Gonzalo
Siglo XI-XII. Situada en uno de los laterales de la catedral, al final de la calle se cruza un arco que va a dar al río, justo encima de las murallas.


Vistas al río y detalle del arco.


La Iglesia de Santa Lucía

Siglo XI


Iglesia de San Cebrián o San Cipriano

Siglos XI-XVI


Fijaros bien en los colores de la piedra



El río Duero a su paso por la ciudad


La noche era tan románicamente romántica que la luna llena nos brindó con su presencia.


También el frío quiso ser partícipe en esta velada.


Un detalle curioso de una pintada en la calle...



Próximo capítulo: De camino a Sanabria y más presas.

No hay comentarios: