viernes, 30 de marzo de 2012

Arribes del Duero y presa de Aldeadavila

Arribes es una palabra de origen asturleonés derivada del latín ad ripam, que significa a la orilla. Esto es que estamos a las orillas del Duero.

Es una magnífica zona de paisajes que se esconden tras los escarpados valles que el Duero se ha encargado de esculpir hasta formar este cañón tan espectacular. Entre Salamanca y Zamora haciendo frontera con Portugal el río atraviesa varios pueblos desde los que podemos asomarnos en una ruta cómoda y bonita.





Los pequeños pueblos que lo conforman son tranquilos, con casas de piedra y pequeños monumentos del pasado.








El otoño en este lugar es muy hermoso con árboles de hoja caduca y otros que no se despojan de sus hojas mostrándose con vivos colores anaranjados, rojos...


A partir de aquí el cañón empieza a pronunciarse


Una carretera nos conduce hasta el mirador del Fraile donde hay unas vistas espectaculares del cañón. La presa está justo debajo por eso vemos las aguas tranquilas del pantano.


Qué frío hacía aquí....



PRESA ALDEADAVILA

Datos técnicos:
Tipo: Arco Gravedad
Altura:139 m
Long. de coronación: 250 m
Cota de coronación:333 m
Cota de cimentación:193 m
Cota de cauce:204 m
Potencia:1139 Mw


A la presa no se puede ir de ningún modo. Existe un túnel que atraviesa un saliente que luego veremos pero está cerrado. Al otro lado, en la ladera opuesta si os fijais la carretera que atraviesa la presa por encima lleva a otro túnel pero también está cerrado. Antes esto era paso entre Portugal y España pero ahora están incomunicados(jeje).






Un detalle más de cerca








Esta última foto muestra el otro lado de la presa ya en el cauce del río, la presa no se ve porque un saliente de roca, del que hablamos antes, la tapa totalmente.



2 comentarios:

Anastasia dijo...

¡Enhorabuena!!
muy buenas fotos. Espero que disfrutárais de los apaisajes y nuestra gente. Lástima, que no se permita entrar en la Presa, y que no se pueda pasar a portugal, también es tan preciosa Trás-os-montes

Hatsue dijo...

Gracias Anastasia. La verdad es que es un lugar maravilloso, con muchas ganas de volver otra vez y disfrutar.