viernes, 27 de junio de 2008

Zion Park 3ª parte

Esta es la continuación de Zion 1ª parte y 2ª parte.



Zion fue durante mucho tiempo refugio de los pioneros mormones que buscaban la tranquilidad en estos paisajes deshabitados. El nombre lo pusieron en referencia al Sión bíblico, después de cruzar desiertos, como los que habían leído en la Biblia, se imaginaron este lugar como el soñado reino de Dios en la Tierra. También para los indios, anteriormente, había sido un lugar venerado. Y es que fuera de los límites de esta extensión todo es desierto.



Quizás de entre todos los senderos que conocimos en Zion el más espectacular fue éste, el de Emerald Pools. En realidad son tres circuitos que se conectan entre sí. Nosotros hicimos los tres, y valió la pena pues pudimos ver la cascada desde arriba y desde abajo.


Una cascada que da a otras dos más abajo.



El sendero era muy bueno, aunque en los tramos de pendiente se hacía bastante resbaladizo, había que tener cuidado, la guía ya lo advertía, podían producirse caidas desagradables, pues estamos bastantes altos.



La flor del cactus...



De lejos ya observamos el fino hilo acuoso





Y conforme nos acercamos y vemos la grandiosidad del espectáculo no podemos hacer más que maravillarnos con un : "OHHH!!"



Es una pena que no se pueda plasmar en las fotos, pero la ladera en perfecta verticalidad, el reflejo que de ella se desprendía, la cascada y esa vegetación tan exhuberante te sientes en un entorno único, mágico.


como un auténtico aventurero con ganas de más experiencias por descubrir





Las subidas y bajadas era lo peor, pero aún así era tan gratificante...



Esta es la segunda cascada, que vuelve a producir otra que por culpa de la vegetación ya no se ve, pero debe ser impresionante pues como ya dije estábamos bastante altos en relación al río.





Y al subir llegamos a la zona por donde da el salto la segunda cascada. Por supuesto está con cadenas pues imaginaros caer por aquí.



una vista al frente:



y aquí comienza a resbalar el agua en caída libre



Bueno si me acerco un poquito más no pasará nada



o tal vez sí, mejor mantenerse a distancia: Warning



De frente los espectaculares despeñaderos en tonos blancos, rojizos, verdes, ocres...



¡Qué contrastes cuando un rayo de sol incidía directamenta sobre la roca! Bueno yo conservo esa imagen edulcorada en mi retina.



las rocas que sobresalen de entre los árboles con unas formas inimaginables



¿Podeis intuir en esta foto un vago reflejo de la piedra?



Y ahora sí, vamos hacia la primera cascada



un sendero cansino, duro...



el camino se estrecha y sigue resbaladizo.... cuidado cariño



pero al fin lo conseguimos: Qué hermosura!



Es de lo más impresionante que he visto en mi vida, todo, la cascada, el llegar hasta aquí, disfrutar la dureza de un entrono único....







continuamos la marcha, pero damos un último vistazo antes de irnos



El río Virkin ya más tranquilo y a sus anchas



Un camino sencillo para niños



Ahora sí, cruzamos el puente y vamos a un campamento base que se encuentra más o menos a mitad del parque. Vamos a dar en la parada Zion lodge.



Bonito, ¿verdad?



En esta base hay un pequeño lodging que lo lleva Xanterra, éstos se ocupan de los alojamientos de todos los parque nacionales, si quereis quedaros dentro de cualquier parque hay que contactar con ellos varios meses de antelación, a menos que vayais en pleno invierno. Además hay un restaurante, souvenirs....

Después de una larga excursión nosotros hicimos nuestro merecido descanso recobrando fuerzas



Próximo capítulo: De Zion Park a Bryce Canyon.

No hay comentarios: