domingo, 29 de junio de 2008

Las Vegas

Con 9 horas de diferencia respecto de España, comenzamos nuestra aventura en el estado de:



Las Vegas, una ciudad de locura para gente sin sentido, un centro lúdico para los que se aburren de la vida yendo en busca de espectáculos, tiendas y dinero...... y para los que quieren sentir por unas horas lo que otros creen encontrar aquí.



Como llegamos a mediodía todavía teníamos muchas horas por delante en esta tediosa ciudad. De esta manera dejamos las maletas en el hotel y fuimos a ver la ciudad. Es toda una sensación estar en un lugar así, yo ya lo he vivido y me doy por satisfecha por haber pasado un día por aquí. Desde luego no iría a propósito pero ya que iba había que sentir la experiencia y conocerla de primera mano.


La parte más famosa de Las Vegas es la Strip, así es como llaman a Las Vegas Boulevard, la avenida principal donde se aglomeran los imponentes hoteles-casinos. Nosotros nos quedamos aquí en medio de todo el follón.


Todos los hoteles recrean algo emblemático ya sea de leyenda, algún lugar real o del pasado, y por supuesto todo a lo grande. Nuestro hotel era el Luxor, y como podreis imaginar lo egipcio estaba presente en todo.


¿Te gustaría dormir en la pirámide con vistas a la Esfinge? Pues aquí puedes, las dimensiones de las dos son como las auténticas, con que imaginaros que pedazo piramidón.



Fijaros en las ventanas inclinadas, el ascensor por supuesto era inclinable y se sentía al subir los 13 pisos donde nos alojabamos nosotros. Eso sí, las habitaciones eran muy grandes y espaciosas, y con todo el ruido del hotel dentro de ellas no se oía nada.

Todas las habitaciones dan al exterior, ¿qué hay dentro de la pirámide?



Pues aunque no lo parezca, esa miniciudad que se ve en la foto era enorme habiendo desde una infinidad de tiendas hasta restaurantes de toda clase. Debajo de esta planta estaba recepción y el casino. Aún no tengo claro si recepción estaba dentro del casino, o el casino en recepción...

Saliendo de nuestro edificio, que lugar més marejaor, decidimos dar una vuelta a conocer un poco el resto de la ciudad, o mejor dicho de los casinos.



Aquí tenemos el Luxor, tanto la pirámide como las torres que lo complementan con sus 4 mil habitaciones. Por la noche un haz de luz sale disparado al cielo desde la cúpula de la pirámide, dicen que es tan potente que se puede ver desde Los Angeles (quizás esto también forme parte de la leyenda). Al menos si nos hubiesemos perdido por la ciudad podríamos encontrar la vuelta a casa.


El Excalibur reflejado en las cristaleras del Luxor.



Este es el Excalibur, que recrea la mítica edad media de cuentos y leyendas.



Un tranvía recorre toda la Strip haciendo paradas en diferentes hoteles para que escojas a tu gusto. Aunque también hay que decir que no hace falta salir a la calle para ir de casino en casino, pues la mayoria están conectados unos con otros, ya sea por pasarelas o pasillos. Si no fuese por el cambio de temática entre ellos ni te enterarías que vas entrando a otros.

Las Vegas boulevard



Rótulos luminosos de neón dan vida a la noche.



En el Metro Goldwyn Mayer hay un león que a ciertas horas sale para rugir, arrrrrh, como en las pelis. Más atrás destaca el París con su torre Eiffel, esta no está a escala solo tiene la mitad de altura que la real.


New York New York con montaña rusa incluida en la fachada, daba mucho vértigo solo mirarlo



Y dentro, un ejemplo de casino, bajando unas escaleras encontramos los juegos, las mesas, el cashier y millones de tiendas y restaurantes. Nosotros nos tomamos un frapuccino en el Starbucks.


... y más casinos



También quisimos probar suerte con las maquinitas, buscamos una que diese premio alto y ... a darle a la palanca¡¡



Me quedé sin el millón de dólares... tal vez la próxima vez (eso pensarán todos allí)



Pero antes de dormir me quedo con esta imagen de fantasía...



Y esta desde la habitación



Saludos a todos...



Próximo capítulo: Hoover Dam

No hay comentarios: