miércoles, 25 de junio de 2008

Bryce Canyon 2º parte

Continuamos la marcha entre las columnas rocosas del sendero, recordemos que habíamos descendido al interior de este gigantesco anfiteatro. Pues así llaman a esta zona: el Amphitheater.


Estos Hoodoos o pináculos son el resultado, principalmente, de la erosión de la lluvia, además las temperaturas son muy bajas en invierno y es fácil que la nieve lo cubra todo durante una gran parte del año, con lo cual este proceso natural hace que se acentúe más.

Todo el camino es muy bueno, aunque la subida final es muy pesada.



Descubrir este lugar fue fabuloso y muy divertido recorrer el serpenteante sendero.

El paisaje es precioso



Sobretodo descubrir las mil fomas que se presentan ante nosotros



A este lugar me gustaría volver otra vez...



El colorido de las rocas se debe a la oxidación de varios minerales: los colores naranja, rosa y rojo del hierro, el violeta del manganeso, las partes blancas son de pura piedra caliza.



Conforme íbamos andando, y sobretodo al subir, nos sentíamos un poco cansados , estábamos a una altitud de 2438 metros y se notaba al respirar.



Es una maravilla ir recorriendo este lugar, encontrarse con nuevas formas rocosas de vivos colores y contrastes de fantasía

un paseo muy divertido y espectacular



A cada paso que das una nueva sorpresa.

A partir de aquí se va subiendo de nuevo al mirador.



... disfrutando de las vistas...



Los senderos están todos muy bien señalizados, con las millas que se recorren en cada uno. Eso facilita mucho las cosas ya que si haces varios que conectan entre sí, como hicimos nosotros, al menos sabes la distancia que queda hasta el destino elegido.



Sorprende mucho la blancura de estas piedras en contraste con el cielo azul que realza sus formas dándole un toque mágico.

Mañana más....



Próximo capítulo: Bryce canyon 3ª parte (y última)

No hay comentarios: